miércoles, 16 de diciembre de 2015

UNA SEGUNDA SEDE DE HOCKEY LÍNEA PARA OLVIDAR



El equipo de hockey alevín de Rolling Lemons no tuvo su mejor actuación el sábado, 12 de  diciembre en Canterac.

El primer partido se jugaba contra Vikingos, un equipo que juega a nivel nacional y cuyos jugadores tienen un grandísimo nivel de patinaje (hipnotizan), control de juego, nivel táctico, etc. Nuestros chicos salieron valientes y el resultado fue abultado, pero no tanto como cabía esperar y es que los nuestros siempre gozan de sus oportunidades y crean acciones de peligro, sea quien sea el rival. El resultado 13 a 1, pero el sabor de boca no fue malo.

La actitud y entrega del primer partido no se vio en el segundo, donde Rolling Lemons no carburaba y le costaba hacer juego. Los chicos muy estáticos y sin crear apenas peligro; y el que creaban era detenido por el portero rival que tuvo una actuación más que notable. El partido no cambió en ningún momento y los amarillos no encontraron la forma de crear buenas ocasiones, dejando a Adri solo ante el peligro en unos cuantos contraataques. Todo esto se tradujo en un 6 a 3 final, donde la impresión de todos es que se podía haber hecho más.

Pero esto es el deporte y estas cosas pasan, en Rolling Lemons estamos a tope con el equipo y seguiremos apoyando hasta el final. Queda liga y aunque es el primer año de competición esperamos que nuestros chicos lo den todo en cada partido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario